A los migrantes venezolanos aún no se les exige récord policial

El Telégrafo: 

La mayoría de migrantes del país llanero quiere avanzar hasta Perú o Chile. Tienen la opción de regresarse a su nación gratis. Temen ser atacados por el caso de femicidio.  La noticia sorprendió a los venezolanos que hacían columnas en los exteriores de las oficinas de Migración del puente internacional de Rumichaca.

Ellos podrían regresar a su país en vuelos totalmente gratuitos, solo debían registrar su nombre en la plaza ubicada al costado del edificio. En el sitio se encontraban voluntarios del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y de la Fundación ADRA, llenando una lista de quienes deseaban volver al país llanero. Hasta el mediodía del martes 22 de enero, no tenían tanta suerte, apenas cinco de las 800 personas que llegaron se inscribieron.

Mientras tanto se entregaba un kit de alimentos a los pequeños, se prestaba celulares para que puedan comunicarse con los suyos, mientras otros aprovechaban para ganarse unas monedas cortando el cabello a sus paisanos. Un funcionario del Ministerio, quien pidió no ser identificado, dijo que están planificados tres vuelos hacia Venezuela, para ayudar a los migrantes que desean retornar a su nación. No había ninguna condición ni requisito, solo llenar una hoja con sus nombres, número de cédula, edad y registrar una firma. La llegada de ciudadanos de ese país a Rumichaca disminuyó en comparación el año pasado, donde hubo picos de hasta 8.000 cada día. Las oficinas de Migración están más organizadas y los viajeros siguen recibiendo la ayuda médica, social y gubernamental para los niños y adultos mayores.

Los venezolanos arribaban con dos preocupaciones en su mente. Una, la de conocer si la frontera estaba abierta y, la otra, si era verdad que estaban siendo atacados y expulsados de las ciudades ecuatorianas. José Landino escuchó la noticia del nuevo requisito para el ingreso, durante su travesía. Él no iba a dar marcha atrás y decidió poner a prueba su suerte al llegar a Rumichaca. Durante nueve días cruzó su país y Colombia para llegar a Ecuador; estaba cansado y en su rostro mostraba el dolor por el periplo. El hombre aseguró que conseguir el pasado judicial o la carta de buena conducta en Venezuela, es un trámite sin complicaciones. En cambio, Luisa Bermúdez detalló que sacar esa carta, es otro de los trámites engorrosos que tiene la burocracia de su nación para entorpecer la salida de sus ciudadanos. Ella viaja con su hija a  Perú donde le espera su esposo. Tampoco quiere mirar atrás sino seguir su camino a un nuevo futuro. Hasta la tarde del martes 22 de enero no se imponía ese requisito para la entrada de los venezolanos a Ecuador, a pesar de que el Gobierno anunció que se exigiría.

EE.UU. alienta a la población a protestar contra Maduro Los venezolanos se preparan para salir este miércoles 23 de enero masivamente a protestar contra el régimen de Nicolás Maduro, convocados por la Asamblea Nacional (AN) y alentados por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien prometió que Washington los acompañará en su lucha. Pence transmitió un video dirigido al pueblo venezolano. En la publicación divulgada por la Casa Blanca, expresó las intenciones del gobierno de Donald Trump de respaldar un gobierno de transición formado por la Asamblea Nacional. “Déjenme expresarles el inquebrantable respaldo de Estados Unidos, mientras ustedes, el pueblo de Venezuela, elevan sus voces en el llamado a la libertad”, manifestó el vicepresidente, quien calificó a Maduro como “un dictador”.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, denunció que Pence llamó  abiertamente “a un golpe de Estado en Venezuela”. La noche del lunes, Caracas vivió violentas protestas callejeras en 30 puntos de la ciudad, principalmente en zonas populares previamente controladas por el oficialismo. La madrugada del domingo un destacamento de la Guardia Nacional, en Cotiza, se declaró en rebeldía y se unió al llamado del presidente de la AN, Juan Guaidó, de desconocer el régimen de Maduro.

Fuente: El Telégrafo