Gobierno le pone el precio de 4.000 millones de dólares a la concesión de CNT

La Hora: 

Santiago Cuesta, asesor de la Presidencia, confirmó ayer que el Gobierno busca concesionar la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) por un periodo máximo de 20 años. Con esta operación se espera recibir 4.000 millones de dólares. La primera opción es que ese dinero llegue en un solo pago, pero no se descarta que se acuerden pagos mensuales por el tiempo que dure la concesión.

“En el caso de CNT, se concesionaría el 100% de la administración y el Estado se quedaría con el 25% de las utilidades anuales. Además, los trabajadores mantendrán todos los derechos laborales”, aseveró.

Recalcó que se hará una licitación abierta con un contrato de adhesión, en el que los 4.000 millones es fijo. “Ganará el concurso la empresa que ofrezca menos años de concesión”, añadió.

“No solo se beneficia el Estado con liquidez inmediata, y el 25% de las ganancias, sino que se producirá una baja en el costo de los servicios para los ecuatorianos”, subrayó el funcionario.
Cuestionamientos 
Fernando Villavicencio, activista político e investigador, cuestionó que se entreguen los negocios más rentables y eficientes para pagar las secuelas de “la farra correísta”. Aseguró que aunque se hable de concesión, al final lo que se está haciendo es una privatización. “Existe el peligro de que los mismos que quebraron en 2006 a Telecsa/Alegro, con Viadvisor de Enrique Cadena, ahora vuelvan de la mano de Santiago Cuesta y Guillermo León al segundo gran festín de CNT”, afirmó.

EL DATO
CNT genera ventas de 1.000 millones de dólares y una utilidad de aproximadamente 200 millones anuales.
Sin embargo, Cuesta rechazó las críticas a la concesión y aclaró que se formará una comisión que acompañará y verificará todo el proceso. “Me he reunido con la Comisión Nacional Anticorrupción, los trabajadores de CNT y los trabajadores del sector eléctrico, con el fin de pedirles que participen en el comité que elaborará las bases para la licitación”, anotó.

Esta invitación no es para que sean solo observadores, sino para que aprueben todos los pasos, incluida la adjudicación. También resaltó que en el contrato de concesión se anexará un plazo de máximo de ocho meses, para que la empresa administradora realice las inversiones necesarias para tener la mejor tecnología.

“Recién autorizamos al directorio de CNT para que convoque a bancas de inversión internacionales. Pero creemos que podemos concretar la concesión en el segundo semestre del año”, concluyó Cuesta.

Además de la telefónica, el Gobierno tiene en carpeta la concesión de TAME y las 21 empresas públicas del sector eléctrico, donde se incluye los proyectos Santiago y Cardenillo, con una inversión de hasta 7.000 millones de dólares.

Fuente: La Hora