Skip links

El gran chuchaqui

Vicente Albornoz: es interesante pensar que en ese lapso de 15 años, el país vivió la mayor bonanza petrolera de su historia, con ingresos derivados de una alta producción a unos precios astronómicos del crudo. Y, además, un gobierno que cada vez se quedaba con una mayor proporción de esos altísimos ingresos petroleros. En otras palabras, nos endeudamos cuando más plata tuvimos.