Skip links

Veinte cráneos reventados desvelan una historia de violencia y asesinatos en Atapuerca.

Los paleoantropólogos han hecho un trabajo literalmente detectivesco para ir juntando todos los fragmentos de hueso hasta conseguir recomponer los cráneos de 20 personas: hombres y mujeres adultos, jóvenes y niños.